FUNDACION II

 

 

En el año 1988, a petición de Fray Enrique, comenzaba una profunda remodelación de las instalaciones, como el arreglo y pulido de los suelos, instalación de nuevos sanitarios, renovación de las camas-literas, pintado de puertas y ventanas ...etc. Las nuevas mejoras costaron cerca de 6.000.000 millones de pesetas, lo cual fue posible gracias a las ayudas de Bienestar Social y la Conserjería de Trabajo, la Diputación de A Coruña, el Concello de Santiago, y la entidad Caixa Galicia. Hubo que esperar un poco más, al año 1990, para que el Albergue dispusiera de una lavandería donde los transeúntes podían lavar la ropa hasta tres veces por semana y la calefacción.

 

 

El año 1990 finalizaba con la entrega de la "Medalla de Plata al mérito ciudadano". Fue el 21 de diciembre de ese mismo año. Así se reconocía la labor de ayuda a los demás, compartendo este honor con Cáritas, la Cocina Económica y ASPAS.En el año 1998, Fray Enrique Lista deja la dirección del Centro Juan XXIII y asume la dirección Fray Francisco Javier Honrubia Bonnín, siendo nombrado subdirector Fray Santiago Agrelo Martínez Entonces se decide nombrar al Centro como "Social". Bajo ésta nueva dirección, en el área cultural, se renovaban aulas, materiales de estudio y se realizaban fuertes inversiones para bienes de equipo. En el área social, el Albergue se abría para estancias de siete noches por mes, al establecerse colaboraciones con asociaciones como Cáritas, Cruz Roja y otras entidades de este tipo. Sus puertas seguían estando abiertas pero el perfil del transeúnte ya no era exclusivamente por cuestiones de pobreza. Otros factores saltan a la palestra, como puede ser el alcoholismo, la drogadicción, gentes con carrera acabada pero en el paro... así como la aparición y aumento de los inmigrantes. A todos ellos se les intenta reorientar hacia otros caminos que les integren nuevamente en la sociedad y el mercado laboral, mediante una formación complementaria de cursillos, y atendiendo a las distintas ofertas que ofrecen entes públicos.En diciembre del año 1999 se incorporan unos nuevos servicios: un espacio de acogida diurno que consta de un servicio de duchas y ropero.A partir de Capítulo Provincial del año 2004, Fray Santiago Agrelo Martínez deja el cargo como subdirector y responsable directo del Albergue, siendo relevado por Fray Joaquín Pulleiro Oro, quien se ocuparía del Albergue junto con un cooperador voluntario. También se incorporaba un vigilante nocturno, amén del personal de limpieza y mantenimiento, y en cuanto a las instalaciones se acondicionaría una sala contigua al vestíbulo del Albergue con cinco literas, ampliando la capacidad de acogida nocturna para poder acoger a 10 personas más. A finales de este mismo año se entregaba al Centro Social-Cultural Juan XXIII el premio colectivo "Vagalume", como ejemplo de solidaridad, y el premio individual recaía en la trabajadora del Albergue Dª. Teresa Ínsua Iglesias, reconociendo así su trabajo social y humanitario, realizado en el Albergue al servicio de los más desfavorecidos.

 

 

El futuro del camino

 

 

 

Un nuevo proyecto y remodelación del Albergue iba a emprender su camino en el año 2007. Al igual que sus antecesores, también los actuales dirigentes abordarían profundos cambios para adaptarse a los nuevos tiempos y necesidades. Después de reuniones y consultas con las entidades responsables de la profunda transformación y reforma que se iba a llevar a cabo en el Centro, el 17 de Diciembre del 2008 se concedía la licencia de obras previas y presupuestos, que ascendían a 185.461,17 euros, con un apartado de instalación eléctrica de 43.112,26 euros, aunque después estos presupuestos fueron más elevados de lo que en un principio se pensaba; ascendiendo a unos 360.000 las obras, y a unos 60.000 las instalaciones eléctricas.El 23 de Marzo del 2009 el albergue cerraba las puertas para acometer las profundas reformas a las que se iba a ver sometido.

 

 

 

 

 

 

 

En el proyecto de obra figuraba:

**Instalación de un ascensor, desde la primera a la segunda planta.

**Acomodación de tres salas más para habitaciones.

**Una habitación para minusválidos y un cuarto de aseo aparte.

**Una sala de espera y otra de estancia.

**Ampliación del número de servicios y duchas.

**Instalación en la planta baja de dos servicios más, aparte del de los minusválidos.

**Cambio de nueva potencia eléctrica e instalación.

**Instalaciones nuevas de redes eléctricas y de aguas.

**Servicios nuevos de detección de incendios y megafonía.

 

El 5 de Diciembre del 2009 el Albergue volvía a abrir sus puertas con todas las reformas acabadas, tal y cómo exigen las leyes vigentes, consiguiendo con esto:

**Más habitaciones y camas confortables, espaciosas y con su correspondiente calefacción.

**Duchas y aseos totalmente renovados y actualizados.

**Un Centro de Día, en el cual poder estar durante el día tomando café, unas galletas... leer el periódico, ver la televisión, películas o programas televisivos, utilizar los ordenadores con conexión a Internet...

 

 

 

 

alberguejuan23@gmail.com